La Revelación de la Hijab

From WikiIslam, the online resource on Islam
Jump to: navigation, search

Este artículo revela la razón de por qué las musulmanas deben de vestir la Hijab

"La Hijab es un derecho humano básico para las mujeres musulmanas". La mayoría de las musulmanas que defienden la hijab desconocen la verdadera razón de por qué es una exigencia bajo el Islam.

Introducción[edit]

Si usted le pregunta a un musulmán por qué las mujeres musulmanas usan la Hijab (velo) los motivos que se le dará serán, comúnmente, uno o dos (o una mezcla de ambos):

  • Ellas están obedeciendo una orden de Alá que les es dada en el Corán; es un asunto de piedad.
  • Ellas están protegiendo su modestia vistiéndose de este modo, en vez de mostrar su cuerpo para que cualquiera lo vea.

El meollo de este asunto es ¿cómo este mandato se abrió camino en el Corán en el primer lugar? Podemos encontrar esta información en los Hádices al examinar las circunstancias revelatorias de estos versos.

Ayahs del Corán en cuanto a la Hijab[edit]

Surah 24:31[edit]

Isa García: Y diles a las creyentes que recaten sus miradas, se abstengan de cometer obscenidades, no muestren de sus adornos más de lo que está a simple vista [como lo que usan sobre el rostro, las manos y las vestimentas], cubran sus pechos con sus velos, sólo muestren sus encantos [más allá del rostro y las manos] a sus maridos, sus padres, los padres de sus maridos, sus hijos, los hijos de sus maridos, sus hermanos, los hijos de sus hermanos, los hijos de sus hermanas, las mujeres, sus esclavas, sus sirvientes que no tengan deseos sexuales, los niños que todavía no sienten atracción por el sexo femenino, y [diles también] que no golpeen con los pies al caminar para que no se escuche el sonido de sus ajorcas [y llamen la atención de los hombres]. Y pedid perdón a Allah por vuestros pecados ¡Oh, creyentes!, que así tendréis éxito [en esta vida y en la otra].

Abdul Ghani Navio: Y di a las creyentes que bajen la mirada y guarden sus partes privadas, y que no muestren sus atractivos a excepción de los que sean externos; y que se dejen caer el tocado sobre el escote y no muestren sus atractivos excepto a sus maridos, padres, padres de sus maridos, hijos, hijos de sus maridos, hermanos, hijos de sus hermanos, hijos de sus hermanas, sus mujeres*, los esclavos que posean, los hombres subordinados carentes de instinto sexual o los niños a los que aún no se les haya desvelado la desnudez de la mujer.Y que al andar no pisen golpeando los pies para que no se reconozcan adornos* que lleven escondidos.Y volveos a Allah todos, oh creyentes, para que podáis tener éxito.

Julio Cortés: Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Dios, creyentes! Quizás, así, prosperéis.

Surah 33:59[edit]

Isa García: ¡Oh, Profeta! Dile a tus mujeres, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran [todo el cuerpo] con sus mantos; es mejor para que se las reconozca y no sean molestadas. Allah es Absolvedor, Misericordioso.

Abdul Ghani Navio: ¡Profeta! Di a tus esposas e hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran desde arriba con sus vestidos. Esto es lo más adecuado para que se las reconozca y no se las ofenda. Allah es Perdonador, Compasivo.

Julio Cortez: ¡Profeta! Di a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran con el manto. Es lo mejor para que se las distinga y no sean molestadas. Dios es indulgente, misericordioso.

El primer versículo declara que el propósito es ocultar la belleza de la mujer de los hombres. El segundo verso deja claro que se trata de prevenir el abuso/acoso mientras viaja. Asimismo, no encontramos ningín requisito como tal para los hombres musulmanes. ¿Cuáles son las posibles explicaciones para esto?

  • La belleza de la mujer es tan atractiva que los varones son incapaces de controlarse a sí mismos si ven una hembra descubierta. Esto no puede estar en lo cierto, pues las mujeres no tienen que cubrirse frente a aquellos hombres a los que estén relacionados.
  • Las mujeres no son atraídas por los hombres - aunque incluso el observador casual sabe que no es cierto; la vasta mayoría de las mujeres no son asexuales
  • Las mujeres tienen más autocontrol que el varón. Esto puede ser muy bueno para el caso, pero sólo con la advertencia de que "hombres" se refiere a los hombres musulmanes.

La percepción actual en la sociedad Islámica es que una mujer sin velo está pidiendo ser sexualmente abusada o asaltada. Aunque sin garantía, ellos creen que usando un velo se le es añadida protección contra la propabilidad de un asalto. Sin embargo, si nos fijamos en los Hádices, encontraremos que ninguna de las razones anteriores son correctas como vemos cuando se estudia las circunstancias revelativas de aquellos versos. Los versos de la Hijab fueron enviados en respuesta a una situación específica ocurriendo en aquel tiempo.

Hádices en cuanto a la Hijab[edit]

Implicación de Umar bin Al-Khattab[edit]

Narró 'Aisha: Las esposas del Profeta solían ir a Al-Manasi, un vasto espacio abierto (cerca de Baqia en Medina) para responder a la llamada de la naturaleza por la noche. 'Umar solía decir al Profeta "Deja que tus esposas se cubran", pero el Apóstol de Alá no lo hizo. Una noche Sauda bint Zam'a la esposa del Profeta salió en el tiempo de 'Isha' y ella era una mujer alta. 'Umar se dirigió a ella y le dijo: "Te he reconocido, oh Sauda." Él lo dijo, como él deseaba ansiosamente que los versos de Al-Hijab (el cumplimiento de los velos de las mujeres musulmanas) pueden ser revelados. Así que Alá reveló los versos de "Al-Hijab" (una cubierta de cuerpo completo a excepción de los ojos)
Narró 'Aisha: (la esposa del Profeta) 'Umar ibn Al-Jattab solía decir al Apóstol de Alá "Deja que tus esposas lleven velo" Pero no lo hicieron. Las esposas del Profeta solían salir a hacer sus necesidades en la noche sólo en Al-Manasi. Una vez Sauda, la hija de Zam'a salió y ella era una mujer alta. 'Umar bin Al-Khattab la vio mientras estaba en una reunión, y dijo: "Te he reconocido, oh Sauda!" Él ('Umar) lo dijo cuando estaba ansioso por algunas órdenes divinas respecto del velo (el velo de las mujeres). Así que Alá reveló el Versículo del velo. (Al-Hijab; una cubierta de cuerpo completa a exclusión de los ojos). (Ver Hadith No. 148, Vol. 1)
'A'isha reportó que las esposas del Mensajero de Alá (que la paz sea con él) solían salir bajo la noche cuando salián a abrir campos (en las afueras de Medina) para aliviarse a sí mismas. 'Umar ibn Jattab solía decir: Mensajero de Alá, pide a tus damas observar el velo, pero el Mensajero de Alá (la paz sea con él) no hizo eso. Así salió Sauda, hija de Zarn'a, la esposa del Mensajero de Alá (la paz sea con él), durante una de las noches cuando estaba oscuro. Ella era una señora de alta estatura. 'Umar le llamó diciendo: Sauda, te reconocemos. (Él hizo esto con la esperanza de que los versos relacionados con velo serían revelados) Aisha dijo: Alá, el Exaltado y Glorioso, entonces, reveló los versos relacionados con velo.
Este Hadith ha sido narrado en la autoridad de Ibn Shihab con la misma cadena de transmisores

En resumen, la secuencia de eventos como se establecen en los hadices son los siguientes:

  • Umar repetidamente pide a Muhammad que Alá revele versos del Corán pertenecientes a cubrir con velo a las mujeres.
  • Ninguna revelación se anuncia.
  • Umar sigue a las esposas de Muhammad una noche cuando ellas salen a hacer sus necesidades y llama a la esposa de Muhammad, Sauda.
  • Sauda va a casa avergonzada y relata a Muhammad lo que pasó.
  • Alá, por lo tanto, revela los versos de la Hijab como Umar esperaba todo el tiempo.

Por supuesto, esto lleva a preguntarnos lo obvio:

  • Si Mahoma es sólo un mensajero qe relata la palabra de Alá, ¿por qué Umar tuvo que pedir a Mahoma por la revelación de la hijab? ¿Por qué no simplemente oró a Alá y le pidió directamente?
  • Ninguna revelación fue enviada hasta que Umar espió a las mismas esposas de Mahoma, ¿Por qué Umar hizo esto? ¿Cómo supo (o sospechó al menos) que tendría éxito? ¿Por que Alá le preocupó la privacidad en el baño, tanto que reveló un verso dirigido a todas las mujeres musulmanas que vivirán de ese entonces hasta ahora?

Una apología común de esto es que Alá estaba esperando que Umar hiciera esto para que la revelación del asunto pudiese llegar. Sin embargo esto no se menciona en ninguna parte, por lo tanto no hay ninguna evidencia de ello. Por otra parte, Umar confirma que se le ocurrió la idea primero y luego Alá "estuvo de acuerdo con él".

Alá está de acuerdo con Umar[edit]

Narró Anas:

Umar dijo, "Concuerdo con Alá en tres cosas," o dijo, "Mi Señor concuerda conmigo en tres cosas. Yo dije, '¡Oh apóstol de Alá! Ojalá que tomes la estación de Abraham como un lugar de oración.' También dije, '¡Oh apóstol de Alá! ¡Buenas y malas personas te visitan! Podrías ordenar que la madres de los Creyentes se cubran a sí mismas con velos.' Y así los Divinos Versos de Al-Hijab (cubrir a las mujeres) fueron revelados. Me he enterado que el Profeta ha culpado a algunas de sus esposas así que vine entre ellas y dije, 'Deberíais parar (de preocupar al Profeta) o si no Alá dará a su Apóstol mejores esposas que vosotras.' Cuando me acerqué a una de sus esposas, ella me dijo, '¡Oh Umar! ¿No es el Apóstol de Alá quien debería advertir a sus esposas, que tú advirtiéndoles?' " Por lo tanto Alá reveló:--

"Podría ser, si él se divorcia de ti su Señor le dará en vez de ti, esposas mejores que vosotras, musulmanas (quienes se someten a Alá).." (66.5)
Narró Umar: Dije, "¡Oh, apóstol de Alá! Buenas y malas personas van hacia ti, por lo que te sugiero que ordenes a la madres de los Creyentes (tus esposas) que observen los velos" Y así Alá reveló los versos de Al-Hijab.
Ibn Umar reportó Umar quien decía: Mi Señor concordó conmigo (mis juicios) en tres ocasiones. En el caso de la Estación de Ibrahim, en el caso de la observación del velo y en el caso de los prisioneros de Badr.

¿Cómo puede el Corán ser el texto que ha estado en existencia desde antes que el mundo, si Alá está tomando sugerencias para su contenido de contemporáneos de Mahoma? Parece, sin embargo, que Umar fue un holgazán o acosador de toilets en serie, pues después de la revelación de los versos que lo había querido, él ya estaba ahí otra vez.

Umar espía de nuevo[edit]

Narró Aisha: Sauda (la esposa del Profeta) salió a hacer sus necesidades después de que se hiciera obligatorio (para todas las mujeres musulmanas) observar el velo. Ella era una mujer gorda, y todos quienes la conocían podrían reconocerla. Así que 'Umar bin Al-Khattab la vio y le dijo, "¡Oh Sauda! por Alá, no puedes esconderte de nosotros, así que piensa en una manera de que no se te reconozca al salir. Sauda regresó mientras que el apóstol de Alá estaba en su casa tomando su cena y un hueso cubierto con carne estaba en su mano. Ella entró y dijo, "¡Oh, apóstol de Alá! Salí a responder el llamado de la naturaleza y Umar me dijo esto y esto otro." Entonces Alá lo inspiró (al Profeta) y cuando el estado de inspiracipon terminó y el hueso estaba todavía en la mano, ya que no había puesto abajo, él dijo (a Sauda), "A vosotras (mujeres) se les ha permitido salir afuera para sus necesidades."
A'isha reportó que Sauda (Allah esté complacido con ella) salió (en los campos) para responder la llamada de la naturaleza incluso después de que el velo fuera prescrito para las mujeres. Ella había sido una mujer voluminosa, significativa en altura entre las mujeres, y no podía ocultarse del que la había conocido. 'Umar b. Jattab la vio y dijo: Sauda, por Alá, no te puedes ocultar de nosotros. Así que ten cuidado cuando salgas. Ella (Aisha) dijo: Ella fue de vuelta. El Mensajero de Allah (la paz sea con él) estaba en ese momento en mi casa con su comida de la tarde y había un hueso en la mano. Ella (Sauda) se inclinó y dijo: Mensajero de Allah, salí y Umar me dijo esto y lo otro. Ella (Aisha) informó: Llegó la revelación a él y luego se acabó; el hueso estaba entonces en su mano y él no la había tirado y dijo: "Se ha concedido permiso a vosotras que podáis salir a hacer sus necesidades."

Al parecer, Umar no estaba satisfecho una vez que había conseguido los versos de la Hijab y ansiosamente molestado a Muhammad. Quería que las mujeres fueran completamente irreconocibles al salir.

Razonando sobre la Hijab[edit]

Una afirmación frecuente por los apologistas es que la Hijab protege a las mujeres contra la atención sexual indeseada de parte de los hombres. Apologistas conocidos como Zakir Naik usa esta linea de razonamiento en su mandato a la defensa de la hijab. Antes de evaluar esta afirmación, vamos a examinar algunos hádices más:

Aisha informó que un eunuco solía venir a donde las esposas del Mensajero de Allah (la paz sea con él) y no lo hicieron y nada objetable era en su visita por considerarlo un hombre sin ningún deseo sexual. El apóstol de Alá (la paz sea con él) un día llegó cuando estaba sentado con algunas de sus esposas y él estaba ocupado en la descripción de las características corporales de una dama y diciendo: A medida que viene por delante cuatro pliegues aparecen en su parte delantera y como vuelve la espalda ocho pliegues aparece en la parte de atrás. Entonces el Apóstol de Alá (la paz sea con él) dijo: yo soy e que sabe de estas cosas; por lo tanto. no le permitáis atender. Ella ("Aisha) dijo: Entonces comenzaron a cumplir el velo por él.
Narró Aisha, Ummul Mu'minin: Un mukhannath (eunuco) solía entrar entre las esposas del Profeta (la paz sea con él). Ellos (la gente) le tenían entre los que estaban libres de necesidades físicas. Un día el Profeta (la paz sea con él) entró en nosotras cuando estaba con una de sus esposas, y él estaba describiendo las cualidades de una mujer, diciendo: Cuando ella viene delante, ella se presenta con cuatro (pliegues en el estómago), y cuando se va hacia atrás, ella va hacia atrás con ocho (pliegues en el estómago). El Profeta (la paz sea con él) dijo: No veo que este (el hombre) sabe lo que aquí se encuentra. Entonces ellas (las esposas) observaron velo de él.

Evaluando la afirmación de "protección"[edit]

Dado el hecho de que los versos fueron revelados por primera vez después de que Umar acosara verbalmente a las esposas de Mahoma mientras ellas iban al baño, y que Muhammad dijo a las mujeres que llevaran el velo, incluso en presencia de un eunuco, debemos concluir que el velo sólo se diseñó para impedir que los hombres evaluaran los atributos físicos de las mujeres. Ya que los eunucos no tienen deseo sexual, el afirmar que es para prevenir el acoso sexual y no sólo chismes/acoso verbal es inválido en las escrituras.

Otra cosa interesante a destacar es que todos los versículos y hádices examinados hasta ahora tienen que ver con hombres musulmanes acosando a mujeres musulmanas. Así, Allah ha revelado este versículo para proteger a las mujeres creyentes de los varones creyentes.

En sociedades no islámicas, las mujeres son libres de andar caminando sin velo y sin ser acosadas o asaltadas cada pocas cuadras por hombres, pero en una sociedad islámica (por ej. en Egipto donde mujeres y muchachas son acosadas 7 veces cada 200 metros[1][2] o en Arabia Saudita donde el uso de la hijab es estrictamente forzado, pero el país aun es uno de los que tienen los más altos índices de violación en el mundo)[3] este no sería el caso. Si no se arrestara bajo leyes de indecencia, las mujeres serían constantemente hostigadas y/o asaltadas por hombres musulmanes.

Aún más: ciertos estudios llevados a cabo en el mundo musulmán han demostrado que la creencia generalizada de que un velo "añade protección" contra el riesgo de asalto y acoso es, en realidad, falsa (la mayoría de las víctimas usan hijab)[4] Por lo tanto podemos concluir que situaciones hipotéticas, como la presentada por Naik y otro apologista, en favor de la Hijab, no son solamente inválidas en las escrituras, sino también técnicamente inválidas, incluso en las sociedades islámicas.

Diferentes tipos de velo[edit]

Hay otros hádices que hablan sobre los 'versos de al-hijab', pero estos se refieren a diferentes tipos de hijab (velo) con, por supuesto, un conjunto diferente de circunstancias revelatorias.

Narró Anas bin Malik:

Cuando el apóstol de Allah se casó con Zainab bint Jahsh, él invitó a la gente a una cena. Se sirvieron la comida y se quedaron sentados y hablando. Entonces el Profeta (les mostró) como si él estuviera dispuesto a levantarse, sin embargo, los demás no se levantaron. Cuando él notó esto (que no había respuesta a su movimiento), él se levantó, y los otros también, se levantaron excepto tres personas quienes siguieron sentadas. El Profeta regresó con el fin de entrar en su casa, pero él se fue de nuevo. Luego se fueron, con lo que me propuse ir a donde el Profeta a que le dijera que se habían ido, por lo que fue y entró en su casa. Quería entrar junto con él, pero él puso una pantalla entre él y yo. Entonces Allah reveló:

'¡Creyentes! No entréis a las casas de Profeta...' (33.53)
Narró Anas bin Malik:

De todo el pueblo, yo conocía mejor este versículo de Al-Hijab. Cuando el apóstol de Allah se casó con Zainab bint Jahsh ella estaba con él en la casa y él preparó una cena e invitó a la gente. Ellos se sentaron (después de terminar la cena) y empezaron a charlar. Entonces el Profeta salió y volvió varias veces mientras ellos todavía estaban sentados y charlando. Entonces Allah reveló este verso:

'¡Creyentes! No entréis a las casas del Profeta a menos que se os haya dado permiso para una cena, (y entonces) no esperéis (tan temprano como) por su preparación .....preguntadles detrás de una cortina.' (33.53) Así que la barrera se puso y la gente se fue.
Narró Anas: Un banquete de pan y carne se celebró con motivo de la boda del Profeta con Zainab bint Yash. Fui enviado a invitar a la gente (al banquete), y la gente empezó a venir (en grupos); Ellos comían y luego se iban. Otro lote vendría, comían y se iban. Así que seguí en invitar a la gente hasta que no encontré a nadie quien invitar. Entonces dije, "¡Oh profeta de Allah! Yo encuntro a nadie a quien invitar." Él dijo, "Llévate los restos de comida." Entonces un grupo de tres personas se quedó en la casa charlando. El Profeta se marchó y fue hacia la morada de Aisha y dijo, "¡La paz y misericordia de Allah sean con vosotros, oh gente de la casa!" Ella respondió, "La paz y misericordia de Allah sean en ti también. ¿Cómo encontraste a tu esposa? Que Allah te bendiga. Luego se fue a las moradas de todas sus otras esposas y les dijo lo mismo que le dijo a Aisha y le dijeron lo mismo que Aisha le había dicho. Entonces el Profeta regresó y encontró a un grupo de tres personas todavía en la casa charlando. El Profeta era una persona muy tímida, así que salió (por segunda vez) y se fue hacia la morada de 'Aisha. No recuerdo si le informé de que las personas se han ido. Así que regresó y tan pronto como entró en la puerta, sacó la cortina entre él y yo, y luego el versículo de Al-Hijab fue revelado.
Narró Anas: Cuando el apóstol de Allah se casó con Zainab bint Jahsh, él hizo que la gente comiera carne y pan a gusto (dándoles un banquete Walima). Luego salió a las moradas de las madres de los creyentes (sus esposas), como solía hacer en la mañana de su matrimonio. Él las saludaba e invocaba el bien en ellas, y ellas (también) devolvían su saludo e invocaban el bien en él. Cuando él volvió a su casa, encontró a dos hombres charlando entre ellos; y cuando los vio, él salió de su casa de nuevo. Cuando estos dos hombres vieron al apóstol de Allah saliendo de su casa, elos rápidamente se levantaron (y se retiraron). Y no recuerdo si le informé de su retiro, o él fue informado (por alguien más). Así que el volvió, y cuando entró a su casa, él bajó la cortina entre él y yo. Entonces el verso de Al-Hijab fue revelado.
Narró Anas bin Malik: Yo tenía diez años cuando el Apóstol de Alá llegó a Medina. Mi madre y mis tías me solían instar a servir al Profeta con regularidad, y yo le serví durante diez años. Cuando el Profeta murió yo tenía veinte años, y yo sabía de la orden de Al-Hijab (el velo de las mujeres), más que cualquier otra persona cuando fue revelado. Se puso de manifiesto por primera vez cuando el Apóstol de Allah había consumado su matrimonio con Zaynab bint Yash. Cuando amaneció, el Profeta era un novio y él invitó a las personas a un banquete, por lo que entraron, comieron, y luego se fueron todos excepto unos pocos que se quedaron con el Profeta por un largo tiempo. El Profeta se levantó y se fue, y yo también salí con él a fin de que esas personas pudieran salir también. El Profeta procedió y yo también, hasta que llegó al umbral de la morada de Aisha. Luego de pensar que estas personas ya se habían ido para entonces, regresó y yo también junto con él hasta que entró donde Zainab y he aquí, ellos todavía estaban sentados y no se habían ido. Así que el Profeta fue otra vez lejos y me fui con él. Cuando llegamos al umbral de la morada de Aisha, pensó que se habían ido, y por lo que regresó y yo también, regresó junto con él y encontró que esa gente se había ido. Entonces el Profeta hizo una cortina entre él y yo, y los versos de Al-Hijab se revelaron.
Narró Anas bin Malik: que él era un niño de diez años en el momento cuando el Profeta emigró a Medina. Y agregó: Serví al Apóstol de Allah durante diez años (la última parte de su vida) y sé más que la gente acerca de la ocasión con la cual la orden de Al-Hijab fue revelada (al Profeta). Ubai b n Kab solía preguntarme sobre ello. Se puso de manifiesto (por primera vez) durante el matrimonio del Apóstol de Allah con Zainab bint Yash. Por la mañana, el Profeta estaba en noviazgo con ella e invitó a la gente, que se sirvieran sus comidas y se fueron, pero un grupo de ellos se quedó con el Apóstol de Allah y se prolongó su estancia. El Apóstol de Allah se levantó y se fue, y yo también salí con él hasta que llegó al dintel de la morada de Aisha. El Apóstol de Allah pensó que esa gente se había ido para entonces, por lo que regresó, y yo también regresé con él hasta que entró donde Zainab y comprobó que todavía estaban sentados allí y aún no se habían ido. El Profeta salió otra vez, y yo también con él hasta que llegó el dintel de la morada de Aisha, y entonces pensó que esas personas ya deberían haberse retirado por entonces, así que regresó, y yo también con él, y encontró que aquella gente se había ido. En ese momento el versículo divino de Al-Hijab fue revelado, y el Profeta puso una pantalla entre él y yo (su familia).

Vemos que, además de la hijab personal, también es necesaria una 'hijab de casa' para separar a las mujeres de la casa de los visitantes, en forma de una cortina opaca como barrera. Una vez más, como vemos arriba, esta fue una revelación situacional. A Muhammad le molestaba que la gente se quedara y conversara con sus esposas después de cenar en su hogar, así que Allah reveló un versículo que requiere una separación para poner un freno a la comunicación, es decir, que los huéspedes no se quedaran siempre antes y después de la cena. Los versos anteriores no tienen relación con el tipo de hijab que se trata en este artículo, pero se han presentado para resaltar aún más las circunstancias absurdas de muchas de estas revelaciones situacionales; También hay que reconocer que la 'hijab' como se menciona en el Corán y hadices no siempre se refiere a la misma cosa.

Conclusión[edit]

La razón por la que las mujeres musulmanas visten la Hijab hoy en día no es una razón espiritual, ni es un asunto de piedad. Cubrirse el rostro y cabello no puede ser considerado un acto de modestia puesto que el varón musulmán no se le pide cubrirse los suyos. La única razón de esto es porque Umar bin Al-Khattab, un compañero del profeta Muhammad, deseaba que él pudiera revelar versos de Allah pidiendo a las mujeres cubrirse con velos. Cuando Muhammad no lo ordenó, Umar no consideró orar a Allah por asistencia. Umar sabía que tenía que hacerlo personal para Muhammad mismo para así traer la revelación. Él siguió a las esposas de Muhammad cuando iban a hacer sus necesidades y él se daba a conocer. Cuando Muhammad oyó de esto, la revelación que Umar tanto anhelaba fue enviada por Allah. Umar sabía de dónde estas revelaciones realmente venían, y por eso él fue a donde Muhammad y acosó a sus esposas en vez de pedirlas a Alá.

A pesar de que las circunstancias revelativas de la hijab pueden parecer hasta cómicas, las concecuencias que podemos ver hasta estos días, no lo son. La obligación de la Hijab ha tenido el efecto de colocar la completa responsabilidad del auto-control del varón musulmán en las mujeres, liberando a los hombres de su responsabilidad de sus acciones si ellos ven a una mujer sin velo. La carencia de auto control no es un atributo inherente en los hombres, ya que los hombres en sociedades no-islámicas generalmente no tienen tales asuntos de auto control; cuando es raro ver a una mujer tan cubierta en estas sociedades. El propósito de la Hijab, tanto revelado y hasta estos días, está diseñado para proteger a las mujeres musulmanas de la conducta ahora aceptable de varones musulmanes; comportamiento que ha sido considerado socialmente aceptable, precisamente debido a la exigencia de las mujeres musulmanas a llevar la hijab.

Véase también[edit]

Inglés

  • Hijab - Una página central que conduce a otros artículos relacionados con Hijab (en inglés)

Traducciones

  • Una versión de esta página también está disponible en los siguientes idiomas: Francés, Inglés, Turco. Para otros idiomas, vea en la barra de la izquierda.

Enlaces externos[edit]

Referencias[edit]